Esther Martin junio 22, 2017

Es de actualidad este tipo de reportajes, lo que empezó como un reportaje de regalo al novio la noche de boda, ha acabado siendo un homenaje a una misma.

El ritmo de vida no nos deja tiempo de conocerse a sí mismo, de mirarse detenidamente en el espejo, de cuidarse y mimarse,  y menos aún de sentirse sexy y sensual.

En ocasiones la sensualidad se confunde y creemos que solo los que se acercan a los casi imposibles canones de belleza pueden permitirse hacerse reportajes de este tipo. La sensualidad de cada uno la escondemos de forma diferente y nada tiene que ver con la talla que usemos, olvidemos los injustos e innecesarios complejos que solo nos producen inseguridades y malestar con uno mismo.

Os dejo una sesión que realizamos en el fantástico Dear Hotel Madrid que junto con nuestra estilista Carol y nuestra sexy Sonja pudimos disfrutar y finalmente obtener estos increibles resultados.

Espero que os guste!.