Esther Martin Mayo 21, 2012

La semana pasada pudimos retratar a Paula haciéndola un book muy divertido y
anterior en una sesión de retrato de diferentes caritas donde estaba en todas
preciosa, a pesar que en algunas estaba llorando, como podéis ver es una
muñequita que además no para de reírse y en verdad que no para en nada, cada
vez que viene se lo pasa pipa correteando y jugando por aquí. Por fin hemos
podido retratarla con su madre y aunque siguió con sus juegos lo pasamos en
grande y posaron divertidas.
Este es el resultado de la sesión, esperamos que os gusten 😉
Besitos.