Esther Martin mayo 22, 2012

Si ya hablábamos en alguna ocasión del las relaciones que tenemos con
algunos de nuestros clientes, este es otro claro ejemplo. María y Rubén son una
pareja encantadora que tuvimos el placer de acompañar el día de su boda. A raíz
de esto, hemos forjado un gran cariño y nos encanta volver a veros en
cualquiera que sea la ocasión (que ya son varias) y esperamos que sean muchas
más.

En esta sesión lo pasamos en grande todas las chicas, y como no podía ser de
otra manera, María vino ataviada con “estilismos”, je jeeee. Posaron
como verdaderas modelos, después, eso si, de pasar el momento de ” Ayyy,
que vergüenza”. Aquí os dejo los resultados y un besazo enorme que llegue
hasta  Jarandilla de la Vera ;-).