Esther Martin noviembre 11, 2016

Esta es
una sesión muy especial, hace un año y medio fotografié a Silvia de El Armario de Silvia en el
estudio, en este mismo decorado concretamente, pero en este tiempo las cosas
han cambiado mucho para ella y más que un cambio ha sido una evolución, y es
esto lo que hemos querido transmitir en esta sesión.

Silvia
a seguido creciendo de forma personal y profesional, ahora a inagurado su
propio estudio de moda donde atender a sus clientes para asesoramiento de
estilismo y su propia escuela donde ofrece unos fantásticos cursos, además de
una tienda on line de la que me declaro compradora habitual.

Pero lo mas especial para mí ha sido formar parte de esa evolución y de igual modo Silvia a sido el
motor de arranque para mi propia evolución. Pronto veréis de que hablo pero por
el momento he sido la primera en experimentar esta revolución, se trataba de un
grito interno que lejos de querer silenciar he escuchado y que voy hacer que sea
haga realidad.

Todo esto es un proceso lento que con el tiempo va cobrando fuerza, había
una necesidad de seguir evolucionando y se hacia necesario que ocurrieran
cambios para salir de la conocida zona de confort tan temida para todos pero
especialmente para los trabajos creativos.

Estos cambios se tenían que producir desde dentro de mí y así ocurrió, todas
aquellas ideas locas e incluso sin sentido fueron cobrando forma hasta tener
una visión clara de hacia donde quiero ir.

Después llego el segundo paso y es el cambio de una misma por fuera,
necesitaba reflejar lo que me estaba ocurriendo por dentro, así que recurrí
a Silvia. Tras contarla todo lo que me ocurría y sentir su apoyo y animo tuve
la sensación de que justo en ese mismo momento acaba de despegar y de que este
cohete me iba a llevar muy lejos.

Yo siempre odiaba tener que ir a comprarme ropa y el mundo de la moda estaba
muy lejos de mí salvo en el terreno profesional. Ahora todo ha cambiado y entro
en blogs de moda, estoy deseando ir de compras y comprarme prendas diferentes y
atrevidas con las que verme bien.

Os cuento como ha sido mi experiencia con El Armario de Silvia, como os decía
tras hablar con Silvia, ella veía claro que hacer conmigo (jugaba con la ventaja de que me conoce desde hace varios años y conoce a la perfección mi trabajo) así que decidimos
hacer un estudio completo de estilismo para mi.

 
Primero me hizo es estudio morfológico y de color, en el que me iba poniendo
unos pañuelos en el cuello sentada frente a un espejo para ver el efecto que
hacia sobre mí ciertos colores, es increíble la necesidad de saber cuales son los
colores que te favorecen. Con algunos colores puedes parecer que estas enferma
o sin embargo brillar de una forma especial si elijes el correcto. Algo que no me imaginaba
es que en mi vestuario solo existía el negro y el marrón, justamente estos
colores están ahora en “prohibidos” para mi ya que no me favorecían nada,
ahora  tengo clara mi paleta de colores
usando colores frios como azules, grises, rojos … 

Algo importante que también debía saber es que por morfología que cosas debo
usar y cuales no, los que me conocéis sabéis que  no soy ni alta ni delgada, y usaba prendas y
complemento incorrectamente que me hacia mas gordita y bajita.

Luego llego el momento mas difícil, teniendo claro lo que sí y lo que no
debo usar, había que revisar el armario. Todo era marrón y negro, ropa de hace
varios años incluso mas del 90% de la ropa ya no la usaba esperando a adelgazar o
yo que sé a qué, incluso seguía teniendo y reconozco que usando, algunas
prendas de premamá, conclusión; había que deshacerse de todo y cuando digo todo
es todo. De todo mi armario más el canapé solo se salvaron 3 pantalones, una
camisa vaquera y alguna camiseta para poder sobrevivir hasta que pudiéramos
irnos de compras. 

Lo difícil no era desprenderse de toda esa ropa (que familiares y amigas recibieron encantadas, el resto la entregue a la cruz roja), la sensación de tirar lo
viejo aterroriza y lo dificil era asimilar que estaba dejando atrás una etapa
para empezar una nueva, todo cambio conlleva ilusión pero también miedo, muchos
miedos diría yo, especialmente a equivocarse.

Una vez asumida que había que dejar a tras la versión desactualizada de mi
misma llegaba el momento de que apareciera la nueva yo, con brillo y luz propia
dispuesta a deslumbrar.

 
Nos fuimos de compra y en apenas 2 horas Silvia me explico como compra mi
nuevo vestuario, los colores, como combinarlos, que prendas me favorecen mas y
como vestir en cada ocasión. 

Necesitaba un look con el que pudiera compaginar mi vida privada con la profesional sin perder el estilo que queria.
En mi día a día puedo hacer una sesión de moda, cargar con la mochila
al hombro, tirarme al suelo para hacer una foto, tener una reunión
importante con un cliente, recoger a la niña de la guarde, ir a hacer la compra y como nos pasa todos corre que te corre. No podía estar pendiente continuamente de mi look, tenía que estar lista en cualquier momento para cualquier situación cotidiana.
 
Pude comprobar como prendas que nunca me imaginé,
me favorecía y hacian mi vida mas facil como camisas, un peto
vaquero, pantalones pitillos ( pantalones pitillos yo??? aún alucino), blazers
e incluso unas deportivas plateadas que dudaba si eran feas de bonitas o
bonitas de fea, pero que ahora me encantan.

Ahora podría seleccionar con los ojos cerrados cualquier cosa de mi armario
que todo combina con todo y con muy poca ropa puedo hacer infinidad de
combinaciones. 

Estoy contentísima y quienes sabéis de todo esto, sabéis que no hago mas que
recomendarlo una y otra vez. Es posiblemente una de las mejores inversiones que
podéis hacer,  y de verdad que no es
caro, mucho menos de lo que os pensáis seguro. 

La experiencia a sido única, por si misma y especialmente por compartirla
con Silvia. De verdad Silvia que un millón de gracias, que no te imaginas lo
que ha significado para mi todo esto, desde mi propio cambio hasta tus palabras
de apoyo y motivación.

Y a todos los demás os recomiendo que si por un momento estáis pensando en
hacer algún cambio, si es de vestuario que consultéis a El Armario de Silvia y
si es de otro aspecto de la vida, que os arméis de valor y lo hagáis porque sin
movimiento no hay evolución.

Os dejo la shop on line de El Armario de Silvia que seguro que algo pescáis y el enlace a
su instagram para que estéis al tanto de todos sus look.

Buen fin de semana a todos y la semana que viene os contaré más de todo lo
que esta ocurriendo en ML, los cambios son muchos y no quiero que os perdáis
ninguno 😉

 
Besos.