Esther Martin noviembre 20, 2018

Una de las cosas que más me gusta de la navidad es sin duda disfrutarla con los seres queridos. El resto del año no nos deja tiempo para hacer ciertas cosas y es en navidad cuando siempre se me viene a la cabeza hacernos fotos de familia, con los abuelos y a los más pequeños de la casa. Nosotros ya lo hemos interiorizado tanto que llega el frio y ya pensamos en hacernos ese recuerdo especial del año.

Pensar en qué vestuario vamos a utilizar este año y que aprovecharemos para las fiestas navideñas, hasta el punto de “ir asquerosamente conjuntados” nos ayuda a entrar en modo navidad ON. Todos los años bromeamos en comprarnos jersey de renos estilo americano y hacernos fotos así, je jeeee.

Después llega el día del reportaje y disfrutar de un día en familia haciéndonos fotos de “ahora te pones tú y me quito yo”, “sonríe un poco”, y alguna amenaza de “como no te pongas con los primos después no nos vamos a comer juntos”.

Una vez hecho el reportaje solo queda esperar los resultados, que al final no sé cómo acaban siendo mejores de lo que pensábamos y acaban en un fantástico álbum de regalo para los abuelos, y copias en los marcos de casa.

Vamos, que esperamos que ningún año dejemos de hacerlo y sigamos disfrutando de navidad con la misma ilusión con la que la empezamos.

Este fue el resultado, esperamos que os guste 😉