Esther Martin October 11, 2017

Que divertido título para un post, pero no merecía menos. Emma, encantadora y guapísima se atrevió a dar el paso de retrarse, y de la idea original de hacerse un reportaje con sus gatos a un reportaje de boudoir solo hay un paso, ¿verdad Emma? ja jaaaaa.

Ya lo hemos dicho en alguna otra ocasión pero la experiencia de hacerse este tipo de reportajes es única, y los resultados inmejorables. Posiblemente una de la sesiones más divertidas donde olvidamos los complejos para centrarnos en la sensualidad, la naturalidad y la belleza de cada una de nosotras.

No os contamos más y os dejamos un pequeño resumen de este reportaje que esperamos os guste tanto como a nosotros y especialemente a nuestra modelo.

Un fuerte abrazo y feliz puente!