Wedding Planners (IV)  “¿dónde se visten los novios?”

Por una serie de motivos que a continuación os expondremos os aconsejamos que si tenéis la posibilidad, y vuestro presupuesto os lo permite, os cambies en un hotel cerca de donde se vaya a oficiar la ceremonia o en las propias instalaciones de la finca.

Cambiarse en casa de los padres conlleva por regla general habitaciones más pequeñas, menos luminosas, a veces incluso sin a/a y con una decoración no siempre actual. Además las madres quieren que ese día todo esté perfecto y  por eso en ocasiones están una semana antes de obras, pintando o redecorando el salón por un coste superior al de una suite de hotel 😉

También suele ocurrir que como algunos invitados vienen de fuera y no saben llegar a la ceremonia terminan en casa de la novia con el agobio y la generación de estrés correspondiente, además como los padres de la novia hacen de anfitriones en su propia casa muchas veces vemos al padre vestido de esmoquin sudando la gota negra mientras corta jamón y la madre prepara café, cuando es un día donde ellos también tienen que estar relajados y  disfrutar de la boda.

Si os decidierais a vestiros en una habitación de hotel o de la misma finca, no perderéis tiempo en los desplazamientos y evitaréis cualquier problema inesperado, como por ejemplo alguna complicación de tráfico. El ambiente es más relajado y sofisticado donde os sirven si os apetece cualquier cosa.

Una boda como siempre decimos, es la unión de una pareja pero también se unen dos familias y que mejor que empiecen el día juntos, a veces coinciden los hermanos o los padres de ambas partes en los pasillos y comentan anécdotas de los novios, pero sobre todo sabéis que estáis el uno al lado del otro.

Podéis descansar ese mismo día después de la fiesta y podréis comer todos juntos en el hotel y disfrutar tanto el mismo día de la boda como el posterior. Además,  en este caso las fotos de los preparativos del novio no tendrían un coste adicional.

De todos modos si la carga emocional de vestiros en vuestro domicilio maternos es superior a todo lo anterior, lo ideal es que las habitaciones donde os cambiéis no tengan una decoración muy recargada, sino que sean serenas y tranquilas.  También, que tengan una iluminación agradable y natural  en la que haya espacio para que puedan estar cómodamente todas las personas que os vaya a ayudar a vestiros y a acompañaros en los preparativos.