Lo ideal es que todos los invitados estuvieran dentro y que tanto la entrada del novio como de la novia fueran vistas por todos.

para conseguir esto hay que seguir unos sencillos pasos:

– Citar a los invitados unos 15 min. antes del inicio oficial de la ceremonia debido a la impuntualidad española.

– Tiene que haber un par de personas que, habiendo estando en contacto con los novios, se encarguen de organizar a la gente y ayuden a los invitados a acomodarse al entrar a la iglesia o el lugar donde se vaya a realizar el enlace.

– Los bancos en la iglesia tienen que estar señalados con unos adornos para que los invitados sepan que bancos les corresponden, debido a que en la mayoria de los casos el aforo de las iglesias/alternativa es superior al de invitados; de este modo evitaremos a la gente desperdigada por la iglesia y que luego parezca que los novios están solos.

– El protocolo dicta que los invitados del novio esten a la derecha y los de la novia a la izquierda. Además es muy importante que se reserven las dos primeras filas de bancos para que se coloquen las personas mas importantes para vosotros; este detalle les hará sentirse mas especiales.

– Como complemento a la ceremonia, recomendamos la elaboración de un misal para cada invitado, de este modo cubrimos varios aspectos: por un lado les indicamos más claramente los asientos que les corresponden, además en él podemos especificar como se desarrollará la ceremonía para que a la gente le sea más fácil seguirla.

Lo ideal es que en la portada aparezcan los nombres de los novios, la fecha y el sitio donde se celebra junto con una foto, grabado etc.En el interior aconsejamos poner datos de interes cultural o social, de este modo mantendremos a los invitados entretenidos y en silencio hasta que lleguéis vosotros. Tambien se pueden añadir las canciones que vayan a sonar y los nombres de las personas que leerán para presentárselas al resto de invitados.

No os olvidéis de entrar despacio y sin prisas, disfrutad de la marcha nupcial y estad tranquilos. No hay ninguna prisa.

La novia debe iniciar la marcha del brazo izquierdo del padrino y en su mano izquierda llevar el ramo.

Mirad a los lados y miraos vosotros, entrad al ritmo de la cancion y con la cabeza bien alta, todos quieren ver lo hermosa que estás.

A la llegada al altar, lo ideal es que el novio salude primero al padrino y luego a la novia; os aconsejamos que previamente hayáis decidido como saludaros para evitar el famoso “baile de la cobra”, los nervios juegan malas pasadas y la mirada del cura, los invitados o el Cristo puede ser muy traicioneras.